Arturo Fernández, un gran español que muere con las botas puestas

A los 90 años, trabajando y dirigiendo su compañía de teatro. Hijo adoptivo de Oviedo y predilecto de Gijón. Un «paisano» de los pies a la cabeza, con quien tuve el gusto de saludar y hablar en Sevilla. Descanse en paz.

800px-Monumento_a_Arturo_Fernandez_en_Priañes,_escultura_de_Santiago_de_Santiago_1999
Escultura del actor en Priañes, cerca de Trubia (Oviedo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.