2 Comments

  1. Estamos ante un claro y flagrante caso de nepotismo, pero elevado a la máxima potencia puesto que la nueva Dirección General la ha creado expresamente para su amigo. Se trata de un nuevo asunto en el que se pone de relieve lo poco que le importa al presidente que padecemos (y al gobierno que teóricamente dirige) la legalidad, oportunidad y conveniencia de sus decisiones; asi como el país que debería dirigir, porque a donde lo direcciona es a la catástrofe. .

    Hace unos días leí que el inefable Pedro Sánchez, a la sazón presidente del gobierno, ya desde muy joven manifestaba en su círculo próximo que él tenía que llegar a serlo. No sé si la información es veraz o se trata de otro bulo, a los que por cierto ellos mismos nos han acostumbrado en sus múltiples intentos de tapar lo que no les conviene, abriendo otros frentes de distracción aunque sean imaginarios; pero ahora que ya es presidente, lo que intenta por todos los medios es no dejar de serlo. Y todo ello a cualquier coste, ya sea económico, político, social, etc., empleando todas las argucias, martingalas y baraterías de cualquier catadura moral, excepto buena.

    Pero si lo anterior puede ser un bulo, lo que no lo es resulta ser la manifestación hecha días atrás por el Director General Adjunto de Competencia y Antimonopolio de la Unión Europea (D. Cecilio Madero), en una carta abierta al director de ABC, que aun en el caso de que la hubiese enviado a título personal y no en razón de su cargo, advierte -por así considerarlo- que a su juicio Pedro Sánchez padece «algún tipo de enajenación mental», lo cual podría asimilarse a una psicopatía, aunque con anormalidad intelectual, sobre todo política, económica y social a mi entender.

    Echemos una vista atrás o hagamos un breve repaso a muchas de sus actuaciones; a diversas situaciones protagonizadas o autorizadas; a los «diálogos para besugos» que mantiene en sus comparecencias; y -en fin- al entorno en que mueve.

    ¿Tiene Vd. dudas aún?.

  2. No se puede decir mejor, José María. Muchísimas gracias por tu magnífica aportación.
    ¡Pobre España, tan lejos de Dios y tan cerca de Sánchez!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.